Imprimir

FFG ADDICCIONSPalau

Desde la Fundación Ferrer Guardia hemos apoyado la elaboración del nuevo Plan de Prevención de Drogas y Adicciones de Palau-Solità i Plegamans por el período 2020-2025. El objetivo del PPDA es prevenir y reducir el consumo de sustancias que producen adicciones o dependencia como son las bebidas energéticas, las alcohólicas, el tabaco, el cannabis, los hipnosedantes, la cocaína y otras drogas, así como otras adicciones como pueden ser el juego y el uso de pantallas.

Concretamente, hemos realizado el diagnóstico y el diseño de este instrumento de planificación que recoge las líneas estratégicas, los programas, proyectos y actuaciones que estructurarán las políticas de prevención en los próximos cuatro años. Este plan estratégico es fundamental para ordenar los recursos disponibles y planificarlos para llevar a cabo una respuesta eficiente a las necesidades de la población.

Este programa guía su abordaje a través de la información y la prevención, la detección y la reducción de riesgos, y la atención de la adicción y la dependencia con o sin sustancia. Se han establecido cuatro ámbitos de acción: el educativo, el familiar, el ocio y el tiempo libre, la ciudad - que incluiría el laboral-. Además se ha incorporado tanto la perspectiva de género como la perspectiva comunitaria.

El PPDA incorpora acciones periféricas. Se trata de un tipo de actuación que, a pesar de no tener como objetivo la prevención y reducción de las adicciones, repercute de forma indirecta a través del fomento de hábitos saludables, el bienestar emocional, social, físico y mental, la creación de vínculos, el desarrollo de competencias transversales y el autoconocimiento. Este plan se basa en el trabajo transversal de los diferentes servicios municipales. Las acciones están orientadas para que se impulsen desde diversas concejalías, al tiempo que se fomenta la participación del resto de agentes del municipio.

Para la elaboración del programa se han hecho hasta cinco sesiones participativas con jóvenes y adolescentes, mujeres, la comunidad y con el equipo técnico. También se realizó una encuesta comunitaria. En total, cerca de 200 personas han participado en el diseño del nuevo programa.