La Fundación Ferrer Guardia, entidad sin ánimo de lucro que desde 1987 trabaja en el ámbito de la juventud, la educación, la participación democrática, la ciudadanía europea y las políticas públicas, reclama a los nuevos miembros del Gobierno del Estado que cumplan con sus promesas electorales referentes a la denuncia del Concordato del año 1979 entre el Estado español con la Santa Sede. La entidad, que ha defendido desde su nacimiento la laicidad, expone y denuncia los privilegios de la Iglesia Católica derivados del acuerdo referentes al ámbito económico, jurídico, educativo y cultural.

En el texto de formación de gobierno entre el partido socialista y el grupo confederal de Podemos se anuncian medidas relacionadas con la derogación de la LOMCE y la consecuente no obligatoriedad de la asignatura de religión; la creación de una nueva Ley Libertad de Conciencia que garantice la laicidad del Estado y su neutralidad con todas las confesiones religiosas; y la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia Católica.

Aun así, la entidad insta al gobierno a cumplir con sus propuestas electorales, pero también a ir más allá y a apostar por un estado plenamente laico donde no se vulneren los principios constitucionales de la igualdad y la neutralidad del Estado en asuntos religiosos. 

El manifiesto publicado por la entidad hace especial énfasis en la enseñanza de la religión en las aulas financiadas por fondos estatales y apuesta por una escuela pública libre de dogmas que sea inclusiva con todo el alumnado independientemente de sus creencias, lo que pasa por la constitución de un modelo verdaderamente laico que fomente la libre conciencia y que incluya el hecho religioso de manera transversal en los programas de ciencias sociales y humanidades. La derogación del acuerdo educativo entre el Estado y la Santa Sede, es para la Fundación el elemento básico para garantizar el respeto de los principios constitucionales antes citados.

La Fundació Ferrer i Guàrdia elabora desde el año 2012 el informe “Informe Ferrer i Guàrdia” y ha publicado un informe sobre las propiedades que varios representantes eclesiásticos habían inscrito aprovechando una ley franquista que les privilegiaba, “Las inmatriculaciones de la Iglesia Católica”.

Materiales

Manifesto por un Estado laico