A partir de abril de 2012 la ciudadanía europea puede proponer legislación en alguno de los ámbitos de competencia de la Comisión Europea a través de la Iniciativa Ciudadana Europea '(en adelante, ICE). Nos encontramos ante una nueva herramienta para la participación ciudadana europea que ofrece nuevas oportunidades y plantea nuevos retos.

La ICE contempla que un millón de ciudadanos/as de la Unión Europea procedentes de al menos siete Estados miembros, pueden pedir a la Comisión Europea que proponga legislación en alguno de sus ámbitos de competencia. Para poder impulsar una ICE es necesaria la creación de un comité de ciudadanos / as de al menos los siete Estados, y con edad suficiente para votar en su país, que gestione la iniciativa durante todo el proceso. Las organizaciones no pueden impulsar una ICE, pero pueden darles apoyo con total transparencia. Asimismo, todos los ciudadanos / as con edad suficiente para votar pueden dar apoyo a una ICE con su firma.

Cada país y la Comisión Europea intervendrán en el proceso para validar la propuesta y verificar todos los datos de las personas adheridas. En la fase final, la Comisión Europea examinará las propuestas que hayan obtenido un millón de firmas para dar respuesta sobre si sigue adelante o no con la propuesta de la ICE.